Iniciación a un buen Control Respiratorio

El cuerpo y la mente están unidos por un medio, la respiración. Como bien sabes, respirar es vital para cualquier ser humano ya que sin respirar no podemos vivir. Este proceso consiste en la entrada de oxígeno al cuerpo humano (a nuestras células) y la expulsión de dióxido de carbono.

La respiración que realizas cada día, ese proceso de intercambio de gases lo realizas de manera inconsciente, tu no estas pensando en cada momento ahora inspiro y ahora expiro, ahora hago apnea para realizar este esfuerzo, todo esto tu cuerpo lo automatiza, y por lo tanto pasa a un segundo plano. 

Ahora quiero que te pares un segundo a analizar tu día de hoy, que escoges 2 o 3 situaciones que te marcasen o te llamasen la atención. Visualizate y piensa en la postura que tenías en cada una de ellas. Ahora profundiza más y observa el tipo de respiración que has realizado en ellas. ¿Es la misma o difieren mucho una de la otra?

Salvo que hayas elegido las situaciones con la misma emoción, los tipos de respiración que has podido tener son diferente. ¿Por qué? Seguramente no te hayas dado cuenta hasta ahora, y es que cada emoción va asociada a un tipo de respiración. Por lo que dejar siempre en la inconsciencia este proceso y no trabajarlo te puede pasar factura a la hora de tu rendimiento en el deporte o en tu día a día. Si no eres capaz de controlar tu respiración, te dominará la emoción y por consiguiente no serás capaz de controlar la situación

No te preocupes, todo se puede entrenar y conseguir controlar la respiración en el momento que se necesite, pero antes de contarte eso déjame contarte como identificar los 3 tipos principales de respiración que te ayudarán luego para entrenar la respiración. 

Lo más fácil para identificarlas es hacerlo tumbado en el suelo, pero también se puede hacer sentado o de pie si eres capaz. Una vez colocado, pon tu mano izquierda sobre el abdomen y tu mano derecha sobre el pecho. 

  • Respiración Abdominal: al inspirar y expirar solo puedes notar que la mano que se eleva y desciende es la izquierda
  • Respiración Torácica: cuando coges y echas el aire ahora debes notar que la mano que sube y baja es la derecha
  • Respiración Completa: Al coger aire primero tienes que notar que se eleva la mano izquierda y seguido la derecha, mientras que al echar el aire el procedimiento es al revés, primero desciende la derecha y luego la izquierda. 

¿Consigues hacerlo y ser consciente de cuando realizas una y otra?

Ahora bien, ¿es necesario entrenar la respiración? Nuestra respuesta es un rotundo sí. Muchas son las ventajas de dedicar 2 o 3 días a la semana a entrenarla, como lo corrobora la última literatura científica al respecto:

  • Reduce la fatiga de los músculos respiratorios
  • Mejora la mecánica pulmonar
  • Mejora la difusión pulmonar

Esto te reporta beneficios tanto en tu día a día como en el deporte que practiques. Tardarás más en fatigarte y tendrás más energía y vitalidad gracias a la mejora de la mecánica pulmonar. 

Pero nosotros hoy queremos ir más allá, sabemos que controlar la respiración puede tener mucho más poder y ayudarte a conseguir tu mejor versión en cada situación. Recuerda la siguiente frase: cada emoción va asociada a un tipo concreto de respiración, y el acto de respirar se puede hacer consciente e intentar colocarte en una postura óptima para ser capaz de superar la situación que tienes enfrente de la mejor manera posible.

Te vamos a poner varios ejemplos para que lo entiendas mejor. Si sientes miedo se te va a hacer muy difícil la acción de respirar o si practicas un deporte exigente y dejamos que nos domine la sensación de agobio, nuestra respiración empieza a ser muy rápida hasta que nos quedamos sin aire y tenemos que parar. Por lo tanto, si la sigues dejando en piloto automático no estas tomando el control y estas dejando que te dominen las emociones. 

Ser capaz de dominar las situaciones y que no nos dominen las emociones en cada una de ellas puede marcar la diferencia, te ayudará a colocarte en la mejor postura para conseguir superar la situación como quieres o de la mejor manera posible.

Es por eso que hoy te vamos a enseñar varios ejemplos de respiración para que empieces a entrenarla y empieces a coger las riendas de tu vida en cada momento que lo necesites.

  • Respiraciones para Relajarse:
    • 10 respiraciones abdominales + 10 respiraciones torácicas + 10 respiraciones completas * 3 veces
    • Inspiramos en 2 + mantenemos en 8 + expira en 4 * 10 veces
    • Inspiramos fuerte + mantenemos 2 segundos + expiramos lo más fuerte posible (esto ayuda mucho a reducir un momento de ira)
  • Respiraciones para prepararse para iniciar una acción (salir a un espectáculo, tirar un penalti, empezar una carrera, etc)
    • Inspiramos profundo + soltar aire (no todo) + volver a coger aire profundo * 3-4 veces antes de hacer la acción
  • Respiraciones conscientes para aumentar la concentración:
    • Inspiramos en 5+ expiramos en 5 * 10 veces
    • Practicar mindfulness para conectar con nuestro “yo interior”

Empieza a practicarlas un poquito todos los días y ya verás como empezarás a tener más control de ti, y en esos momentos clave serás consciente de la respiración que estás haciendo y modificarla para que no te absorba la situación.

Deja un comentario